Año sabático

Un año sabático es el período de tiempo que una persona decide dedicar completamente a intereses personales, dejando a un lado sus responsabilidades laborales o académicas. En muchos casos, por cuenta propia o exigencia de las mismas o por problemas diversos.[1]

La palabra hebrea šhabbat (שַׁבָּת) significa "el [día] de descanso" y se refiere al cese o descanso de trabajo. A su vez, el sábado también deriva de la misma palabra.

Su origen se remonta a milenios atrás, cuando los hebreos se tomaban el séptimo año de la cosecha para el descanso. El año sabático era una costumbre agrícola muy respetada y permitía dejar la tierra sin trabajar para su reposición, en barbecho, después de 6 años consecutivos de cosecha.

Actualmente, en ciertas instituciones académicas, el año sabático es el período de tiempo que los profesores dedican al estudio, a la investigación o la realización de actividades que conlleven la superación académica. Usualmente se recibe sueldo durante el mismo y también es cierto que existen legislaciones que prohíben o no la realización de esta práctica.

  1. Ramos, Bárbara Sánchez (25 de julio de 2018). «Cómo tomarse un año sabático y que no se convierta en un año perdido». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 25 de abril de 2021. 

Copyright