Barril

Barril de madera.

Barril de madera, también llamado barrica, cuba, tonel, candiota o pipa es un recipiente cilíndrico fabricado en madera que sirve como medio de almacenamiento de elementos líquidos o sólidos.[1]

Moderna barrica de vinificación.

La estructura del barril o barrica de madera está formada por duelas, piezas de madera con ahormadas para conseguir el perfil cóncavo del tonel, sujetas por aros anchos de metal o "zunchos", y cerradas con tapas planas, también de madera, llamados "fondos". Su uso tradicional desde la Antigüedad ha sido el almacenaje y conservación de líquidos como el agua, vino, whisky, cerveza y demás procesos de destilación de diversos cereales fermentados, o de granos, harinas, frutas, y otros alimentos de muy diverso tiempo de maduración y durabilidad. Quizá el uso más frecuente y conservado lo constituyen las barricas o toneles para elaborar y mejorar vinos (en especial los productos de la vid).[2]​ A veces un barril tiene varios usos secuenciales distintos. Por ejemplo, los barriles de Jerez suelen usarse para el blended del whisky.[3]

Además del tradicional barril de madera —y siempre en función de su tipología y uso—, diversas industrias han adoptado recipientes y contenedores fabricados en diversos materiales y relacionados con la morfología polivalente del tambor industrial,[a]​ entre ellos:

  • metal
    • lámina de acero
      • tapa amovible
      • cónicos
      • de 2 tapones
    • aluminio
    • acero inoxidable
  • plásticos

Se puede considerar como el sólido generado por un arco circunferencial o parabólico, parece un cilindro abultado. Tiene simetría axial respecto al eje que conecta los centros de los círculos bases, luego simetría especular(respecto a un plano) respecto a cualquier plano que contiene a su eje. Las secciones perpendiculares al eje de rotación son círculos: cuyo máximo diámetro es D y el mínimo es d, la altura h es la distancia entre las bases; se tiene, aproximadamente, los volúmenes:

  1. para el tonel circunferencial V= 0,262h(2D2+d2) o esta otra fórmula V= 0,0873h(2D+d)2
  2. para el tonel parabólico V = (πh:15)(2D2+Dd+0.75d2) [4]

De entre los numerosos ejemplos, puede recordarse quizá el estremecedor relato de Edgar Allan Poe titulado precisamente El barril de amontillado («The Cask of Amontillado»).[5]

Crates visita a Diógenes, en el «Livre des bonnes mœurs de Jacques Legrand» (1490), Jacobus Magnus.

Aunque en su origen fue con toda probabilidad una tinaja de barro[6]​ lo que el filósofo Diógenes de Sinope eligió para vivir en las calles de Atenas,[b]​ en la historia del arte la iconografía fue evolucionando y la tinaja mediterránea de barro se convirtió en barril de madera, más presente en la artesanía septentrional.

Copyright