Menceyato de Daute

Reinos guanches de Tenerife. Los puntos corresponden a los núcleos urbanos de los modernos municipios.

El menceyato de Daute era la más occidental de las nueve demarcaciones territoriales en que los guanches tenían dividida la isla de Tenerife, Canarias, en la época de la conquista por parte de la Corona de Castilla, en el siglo xv.[1]

El término Daute es de procedencia guanche,[2]​ apareciendo en la documentación de la época de la colonización también con las variantes Dabte, Davte y Daote.[3]

Se situaba en el extremo noroccidental de Tenerife, abarcando todo el macizo de Teno y la Isla Baja,[nota 1]​ correspondiéndose con la superficie de los modernos municipios de Buenavista del Norte y Los Silos, así como parte de Garachico y el área de Santiago del Teide inmersa en Teno.[5]​ Ocupaba una superficie habitada de aproximadamente 140 km².[6]

Limitaba con el menceyato de Adeje al sur y con el de Icod al este. Los límites con el primero se extendían por las estribaciones meridionales del macizo de Teno hasta la Cumbre de Erjos, mientras que con el de Icod quedaba separado por una línea que, partiendo de San Pedro de Daute, seguía aproximadamente por el moderno límite entre los términos municipales de Los Silos y El Tanque hasta la misma Cumbre de Erjos.[5][nota 2]

Los asentamientos humanos más importantes se localizaban en torno a los modernos núcleos de Los Carrizales, Teno Alto y El Palmar.[5]

Investigaciones recientes proponen que la población de Daute en el momento de la conquista ascendería a 1.500 habitantes, con una esperanza de vida al nacimiento de 32 años.[6]

Para Juan Bethencourt Alfonso, la «capital» de Daute se ubicaba en las proximidades del barranco de Sibora, en Los Silos.[7]

El bando de Teno

Para el poeta-historiador Antonio de Viana la región de Teno constituía otro menceyato diferente al de Daute.[8]​ Para Bethencourt Alfonso, Teno poseía cierta independencia, aunque formaba parte de Daute como «señorío» o achimenceyato.[7]

Los reyes o menceyes conocidos fueron Caconaimo, primer soberano del menceyato, y Romen, que gobernaba cuando la conquista.[1]

Para Viana, además de Romen de Daute, gobernaba en Teno Guantacara en tiempos de la conquista.[8]

El menceyato surge como tal a finales del siglo xiv tras la división de la isla en nueve bandos a la muerte o vejez del último mencey único de Tenerife.[1]

En 1464, el mencey de Daute está presente durante la simbólica toma de posesión de la isla por Diego García de Herrera.[1]

En 1494, tras el desembarco de Alonso Fernández de Lugo y las tropas conquistadoras, Daute formó parte de los denominados bandos de guerra, al oponerse a la invasión castellana.[1][nota 3]

Finalmente, en mayo de 1496 el mencey de Daute, junto con el resto de menceyes, rinde su territorio a los conquistadores en el acto de sumisión conocido como Paz de Los Realejos. En verano de ese año se llevarían a cabo campañas de pacificación tanto en Daute como en Icod y Abona. También se incrementaron las razias en Daute y en el resto de bandos de guerra.[1]

  1. Nombre dado a la plataforma litoral situada entre Garachico y El Rincón, Buenavista. En ella se localizan los cascos urbanos de Garachico, Los Silos y Buenavista.[4]
  2. Para el historiador Juan Bethencourt Alfonso, la frontera con Icod se situaba en el barranco Asero, por lo que la superficie del menceyato incluiría, además de los términos municipales modernos antes mencionados, el de El Tanque, parte de Icod de los Vinos, e íntegramente el de Garachico.[7]
  3. Para Antonio de Viana y José de Viera y Clavijo, el mencey de Daute rehusó unir sus fuerzas con las de Bencomo de Taoro, decidiendo que su bando se defendería por su cuenta pues desconfiaba de la ambición de Bencomo.[9]​ Juan Bethencourt Alfonso, por su cuenta, dice que Daute se confederó con los bandos de Abona, Adeje e Icod para defenderse de los conquistadores en lo que él llama la «Confederación del Sudoeste».

Copyright